La frase del dia

27 septiembre 2019

VERANO 2019



   Ha sido un verano cargado de actividades que iniciamos con un viaje a Túnez. Un país que me sorprendió gratamente a pesar de la canícula que tuvimos que soportar durante todo el viaje y del que ofrecí detallada información en la entrada anterior del blog.

   Entretanto, se ultimaban los últimos flecos de lo que rodea a la edición de “Lluvia de caramelos”. Ya no es sólo el libro físico sino la web, (www.salvavicente.es) las notas de prensa, el guión para el vídeo (vídeo que aún no enviaron).
   Cada año la primera semana de Julio se celebra en Tarragona el concurso de fuegos artificiales en la playa más próxima a la ciudad y eso significa, para mí, que ya están al caer las fiestas de san Lorenzo en Zarza de Pumareda y allí se presentó Lluvia de caramelos. Fue un honor que me acompañase el señor Francisco Moya, más conocido por “el chupaligas”. Él ha sido el punto de partida que me incitó a escribirla. Mi amigo Félix Carreto nos deleitó con bellas canciones poco antes de que comenzara el desfile de carrozas.
   La peña “El Lagarto”, de la que formo parte, estuvo de reflexión (no encuentro el adjetivo preciso), no estaba ya nuestro querido Olegario por culpa de esa maldita enfermedad que parece no tener remedio y su ausencia flotaba en el ambiente. A nuestra manera intentamos que todo continuara pero faltaba la alegría de otros veranos. Visité varios pueblos de cara a que mi novela vaya caminado entre gente que ama la lectura y les dejé un ejemplar, pues creo que esa es la manera más trasparente de valorarla y así propiciar futuras presentaciones. Si no interesa no voy. 
  Mi cuñado Fernando quiso hacernos partícipes de su alegría por la  inauguración de su casa y me tocó colaborar en la parrillada nocturna. Acudieron muchos invitados y fue una fiesta entrañable y bonita con música improvisada y baile.
   Entre pequeñas escapadas llegaron las fiestas de Aldeadávila con sus característicos encierros y verbenas populares. Lo disfruté.
   Ya en Tarragona volvimos a la hermosa rutina de las matinales de frontón y mis paseos por el bosque con mi adorable Sasa.
   Mi familia y amigos se volcaron en la presentación de la novela en un pequeño, coqueto y acogedor teatro de Tarragona a la vera del mar. Fue un éxito rotundo y me alegró ver entre los asistentes: gente de Zarza y Corporario, compañeros de trabajo, vecinos, rivales del frontón y amigos músicos, etc. Después de las alocuciones mi familia les obsequió con productos de nuestra tierra.
   He de resaltar, si no sería un ingrato, la ayuda que he recibido de manera totalmente desinteresada de familiares y amigos. También por parte de la gente del ayuntamiento de Zarza de Pumareda (que nadie se ofenda si destaco a Alfredo, muy servicial y atento siempre), y a los responsables del teatro en Tarragona, a las chicas que organizan y cuidan los detalles, los técnicos de sonido y a cuantos se acercaron para acompañarme.
   De este modo se fue marchando el verano. Ahora corresponde embarcarse en nuevos proyectos y en eso estamos si Dios quiere echarme un capote y guiarme en la tarea. 
  
Anfiteatro de El Jem (Túnez)
Los Lagartos acompañados del tamborilero Javi y don Francisco, el Chupaligas
Presentación en Zarza de Pumareda

Los artistas de la presentación en Zarza, Felix y Paco Moya "el Chupaligas"
Paella popular
Aunque no participara en la carrera había que reponer fuerzas

Amenizando las la festividad de las Madrinas

Fiesta en Casa de Fernando

Tiempo de trabajo

En estas carreras el coche escoba aparta a los que estorban.


¿Por qué han de ser tristes las despedidas si son un hasta luego? 
Firmando ejemplares
ex-compañeros de trabajo










Tiempo de poesías Blas y José recordando a García Lorca

Mi amigo Secundino y su gaita

José Montañés y su versión cover del concierto de Aranjuez

Había dos mesas más, y sospecho que más de uno vino por darle gusto al diente más que por la novela


Mi Sasa quiere ser historia
Como una reina que es.


26 junio 2019

Túnez

  Una de las razones por las que escribo estas crónicas es por su  ayuda al consultar sobre alguna curiosidad de algún viaje cuando empieza a ser un recuerdo.
   Tenía el blog a la espera porque otras tareas ocupaban la prioridad. Escribir una novela absorbe mucho. No es cuestión de escribir únicamente; eso es placentero: conseguir mostrar con palabras la idea u escena bien perfilada.
   Muchas son las noches esperando el sueño mientras cuestionas lo escrito y cómo has de seguir.
   Una vez la “criatura” llega a su plenitud, entra en juego la editorial, correos, llamadas para ultimar todo. Y en esas estamos. 
  Vayamos a nuestro viaje reciente a Túnez 
Aterrizamos en el Túnez Cartago  al mediodía, Allí van con una hora de retraso. Nada más llegar nos dirigimos al Museo del Bardo.
(Había seguridad y controles, lo normal, nada exagerado. El atentado del 18 de Marzo del 2015 en el que asesinaron  a 26 turistas, dos eran españoles, ha golpeado fuerte a una actividad como el turismo, pilar fundamental en su economía. “Nosotros somos musulmanes, nuestra religión prohíbe matar, si al fin y al cabo todos tenemos el mismo Dios” dijo nuestro guía).
   En el interior del Bardo se sucedían enormes salas blancas repletas de mosaicos, alfombras y tapices. Gran parte con escenas de la mitología griega. Pasamos la noche en Hammamet , visitamos la Medina, un laberinto de callejuelas, atestadas de pequeñas tiendas con vendedores muy elocuentes. (No sé si serán frases memorizadas, pero me dio la impresión de que hablaban muy bien español). Sorprenden  las ruinas de las termas de Cartago. Que poderío. 
    El anfiteatro de El Djen  me encantó (Allí se rodaron escenas de la película Gladiator).
   Su moneda es el Dinar. Un euro equivale a 3´3 dinares. El paro anda por un treinta por ciento; el salario medio oscila sobre los cuatrocientos euros y la gasolina a dos dinares litro,más o menos. Hay sanidad pública y privada. Los ancianos viven con la familia, no en residencias, salvo raras excepciones. 
   Durante el día el sol atizaba fuerte y las botellas de agua eran imprescindibles. Los vendedores ambulante ofrecían quincalla allá dónde fueras. 
   Continuamos visitas por todo el país y no voy a extenderme más. Simplemente diré que me gustó y los pies de foto ayudaran a tener una visión de aquel lugar al que no me importaría volver.


Museo del Bardo, Por encima de mi cabeza, a la izquierda se ve la huella del atentado.


Esto pertenece a un local que se alquila para celebraciones.
Plaza del oro, solo hay que ver los escaparates. En otro tiempo fue la plaza de los esclavos porque aquí se realizaba el comercio de esclavos.

Este es el famoso puerto romano de Sagunto.

Termas de Antonino, Sagunto. Hoy ruinas pero el poderío romano queda patente con la majestuosidad de las columnas que se mantienen en pie. Hasta ahí llegaba el techo, todo cubierto de mármol, 

Los tiempos cambian, ese día de la foto se estaba celebrando un desfile de moda.

Espectacular. La sorpresa del viaje. Anfiteatro de El Djen.

Se rodaron escenas de la película Gladiator

Pescado seco, parecido a las sardas, lo comen como si fueran pipas

Interior de una casa bereber del desierto (Matmata)

El del turbante amarillo ha montado antes en burro, mulo. No resultó ninguna novedad. 

Atardecer en el desierto de Sáhara

Servicios para el turista frente al lago salado Chott el Djerid. Ahora está seco.

Servicio de bar.

Cañón de Mides
La foto se la hice a la cabra, el pajarito se apuntó a la fiesta. Desde esta montaña a Argelia hay tres kilómetros de distancia. El calor era fatigador.

Zorro del desierto, lo tenían amarrado en una tienda, como una mascota, más pequeño que un gato y con unas orejas enormes, Parecía juguetón.


Desierto "OLK JEMAL" Aquí se rodaron escenas de "El Paciente inglés"

Camellos salvajes al lado de la carretera por el desierto.

Unos kilómetros después del lugar donde se rodaron escenas del Paciente Inglés, nos encontramos este poblado, filmaron escenas de la guerra de las Galaxias. 


Esta fue otra gran sorpresa, SBEITLA, en el centro del país. Vivió aquí el emperador Vespasiano. Llegó a estar habitada por treinta y dos mil personas.

Los bizantinos también la ocuparon.

Mausoleo  de Sidi as Sabhit

Un dromedario sacando agua en una noria de la medina de Kairuán.

Tumba de BETINO CRAXI, jefe del partido socialista italiano, que huyó a Túnez al ser acusado de corrupción. Se refugió en Hammamet y allí murió.

Mausaleo de los Burguiba. Habib Burguiba un jefe de gobierno al que admiran los tunecinos.

Gran Mezquita de Kairuán